Plan de medidas económicas contra el coronavirus en Italia

El gobierno italiano ha anunciado hasta 25 mil millones en fondos y que se suspenderán los pagos de las hipotecas

El primer ministro de Italia ha presentado su plan económico para la crisis del coronavirus / Gtres
El primer ministro de Italia ha presentado su plan económico para la crisis del coronavirus / Gtres
19 marzo 2020, Redacción

El plan del Gobierno italiano para hacer frente a las consecuencias económicas del coronavirus está tomando forma. En primer lugar, el presupuesto de emergencia se ha aumentado a 25.000 millones de euros. La semana pasada se aprobó un primer decreto económico de 12.000 millones de euros, que incluye medidas para suspender las primeras cuotas de los préstamos hipotecarios.

En una rueda de prensa, el Primer Ministro Giuseppe Conte anunció que esos recursos no se utilizarían conjuntamente, sino que se emplearían para gestionar la emergencia general de coronavirus y para apoyar las intervenciones que se definan en el futuro. Una asignación de 25.000 millones de euros, aprobada por el Parlamento después de que el Banco Central Europeo diera también luz verde, es una maniobra adicional para ayudar a Italia a afrontar esta crisis. En cuanto a la magnitud del déficit, Conte dijo durante la rueda de prensa que éste se determinaría "en una fecha posterior" ya que "es posible que algunas intervenciones se beneficien de los recursos comunes europeos y, por lo tanto, reduzcan el impacto en el déficit".

Decreto económico de coronavirus

En cuanto al decreto económico contra el coronavirus, que fue aprobado la semana pasada en el Parlamento, el paquete de medidas por valor de 12 mil millones de euros para apoyar a las empresas y la familia incluye las siguientes iniciativas.

Suspensión de los préstamos para la primera vivienda: Uno de los puntos principales del decreto se refiere a la suspensión de las cuotas del préstamo hipotecario. Las cuotas correspondientes a la residencia principal se suspenderán por un período máximo de 18 meses, pero sólo en caso de pérdida del empleo o de reducción significativa de las horas de trabajo. También se está considerando una simplificación de la ley Gasparrini para la suspensión de las hipotecas de los que reciben el subsidio de desempleo en Italia.

Ingresos internos: En cuanto a los impuestos, el gobierno propuso suspender el pago de las retenciones y las contribuciones a la seguridad social y suspender y aplazar el calendario fiscal para todo el país.

Empresas: Para ayudar a las empresas de los sectores más afectados por la crisis, especialmente los relacionados con el transporte, la logística, la cultura y el tráfico aéreo, el gobierno ha anunciado el fortalecimiento del Fondo Central de Garantía para pequeñas empresas. El fortalecimiento de "Confidi", el fondo de apoyo para las empresas en el territorio, también está en camino.

Agentes sociales y autónomos: La extensión y el fortalecimiento de la Cassa Integrazione (fondo de despido) para sectores normalmente excluidos también está en camino. Además, también podría extenderse a las mini empresas de 1 a 5 empleados, así como a reforzar el fondo de compensación salarial para los que tienen de 5 a 15 empleados. También ha habido una suspensión oficial de impuestos para los trabajadores autónomos.

Apoyo a las familias: En lo que respecta a las familias, el apoyo se verá de diferentes maneras: por un lado, se ofrecerá un permiso parental de 15 días y se dividirá entre padre y madre, así como un bono de 600 euros para una niñera . El bono puede llegar hasta 1.000 euros en el caso de que los padres trabajen en trabajos relacionados con la salud o como investigadores.

Asistencia sanitaria: Además de contratar a 5.000 médicos nuevos, incluidos desempleados, internos y jubilados, también hay planes para atraer a 15.000 enfermeras y trabajadores de la salud.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista