COVID-19 y turismo en Italia

Istat, la oficina italiana de estadística ha estado estudiando datos de 2019 para estimar cuál podría ser el posible daño en la industria del turismo en Italia en 2020.

Nápoles suele ser un lugar de interés para turistas / Gtres
Nápoles suele ser un lugar de interés para turistas / Gtres
12 mayo 2020, Redacción

Los primeros efectos de la desaceleración de la actividad turística en Italia se vieron con los primeros signos de la pandemia en febrero de 2020. Con el Decreto del 25 de marzo, las empresas hoteleras se consideraron actividades no esenciales y, aparte de algunas pequeñas excepciones, se cerraron todos los establecimientos, con consecuencias también en el sector de la restauración y en diversos sectores del transporte y el comercio.

¿Qué significa esto en términos económicos? Istat ha reconstruido la contribución del turismo a la economía italiana en la primavera del año pasado (2019) para comprender lo que podríamos haber perdido en 2020 en términos de facturación, visitas y gastos en instalaciones de alojamiento.

Valor añadido del turismo en Italia

Desde un punto de vista estadístico, la herramienta utilizada para evaluar la dimensión económica de la industria del turismo es el "Conto Satellite del Turismo - CST" (Cuenta Satélite de Turismo). La estimación de 2015 es actualmente la última disponible. El valor añadido producido en Italia por actividades relacionadas con el turismo en ese año fue de aproximadamente 88 mil millones de euros, o el 6% del valor añadido total de la economía. El consumo turístico interno ascendió a unos 146 mil millones.

Alojamiento en Italia

Italia ocupa el primer lugar en Europa en la proporción de instalaciones de alojamiento en el total de la UE, equivalente a más del 30% en 2018. La capacidad de alojamiento en el país se caracteriza por una gran cantidad de pequeñas instalaciones no hoteleras. Para el año 2018, Istat registró más de 183 mil establecimientos no hoteleros y 33 mil hoteles.

En comparación con 2015, los primeros han aumentado en más de un tercio (+ 36,2%), mientras que los hoteles han sufrido una ligera reducción (-0,9%). El número relativo de camas es de 5,1 millones (44,2% en hoteles), aproximadamente la mitad de las cuales se concentran en cinco regiones: Véneto (15,4% del total), Toscana (11,1%), Emilia-Romaña (9,0%), Lacio ( 7,6%) y Lombardía (7,3%).

Estancias en alojamiento italiano

En 2019, el turismo en Italia registró 130,2 millones de visitas y 434,7 millones de estancias en alojamientos turísticos, un aumento de 42 millones en comparación con 2015. A pesar de que el crecimiento fue impulsado por el sector no hotelero, las instalaciones de alojamiento hotelero aún tienen un papel predominante con más del 64% de los huéspedes. Desde 2017, los clientes extranjeros han sido el componente más importante de los establecimientos de alojamiento italianos, el 50,6% en 2019: con una tasa de crecimiento que casi se ha duplicado en los últimos tres años (+14,1 frente a +7,3%), han invertido la situación anterior que asignaba la mayoría de las estancias a los clientes nacionales.

A nivel territorial, Veneto tiene la mayor proporción de turismo en el último año (16,4% del total en Italia), seguido de Toscana (11%), Emilia-Romaña (9,3%), Lombardía (9,2%) y Lacio ( 9) En el sur de Italia, ninguna región alcanza una cuota del 5%, con excepción de Campania (5%).

Volumen de negocios del turismo italiano

En 2017, el sector hotelero estaba compuesto por más de 52 mil empresas, de las cuales casi 24 mil operaron en el sector hotelero y casi 27 mil en alojamientos y otras instalaciones vacacionales. La imagen la completan unas 2 mil empresas activas en el campo de las estancias al aire libre. Este grupo de empresas empleó a casi 283 mil personas en el mismo año, incluidos 220 mil empleados del hotel. El componente hotelero era bastante frecuente en términos de empleo (75% de los empleados). Desde el punto de vista del resultado económico, el sector de la hostelería facturó 25.600 millones de euros, a lo que las empresas hoteleras contribuyeron con 20.100 millones. Otro sector completamente dependiente de la demanda turística es el de los servicios de agencia de viajes, operadores turísticos y servicios de reserva: se trata de más de 17.000 empresas, que emplean a unas 50.000 personas y que facturaron 12.000 millones de euros en 2017.

Presencia turística en Italia en primavera

En el trimestre comprendido entre marzo y mayo de 2019, se registraron alrededor de 81 millones de turistas en Italia, lo que equivale al 18,5% del total anual. La media europea en el mismo trimestre es ligeramente superior (20,9%) porque tiene en cuenta los porcentajes más altos, en comparación con Italia, de algunos países como Alemania (23,5%), el Reino Unido (22,5%) y España (22,4% ), donde la distribución del turismo durante el año se caracteriza menos por el pico de la temporada de verano.

Demanda extranjera de turismo en primavera

La composición de la demanda de turismo en Italia indica que en la temporada de primavera los clientes extranjeros están (con el 56% de las visitas) más representados que en el resto del año. En cuanto al tipo de alojamiento, los hoteles son, con mucho, los más populares en primavera, con una participación significativamente mayor que en el resto del año (70,6%). En general, en este período, el 20,3% de las estancias anuales son en hoteles y alrededor del 23% de las estancias son de clientes extranjeros, lo que confirma la importancia de este trimestre para el sector hotelero y turístico. Los hoteles de 4 y 5 estrellas son los hoteles en los que las estancias del trimestre alcanzan el mayor porcentaje del total anual (22,3%): a diferencia de las estructuras no hoteleras que, entre marzo y mayo, no superan el 11% cuando se analizan las estructuras exteriores y el 19% para B&B y otras estructuras no hoteleras.

Gastos de extranjeros en primavera

En 2019, el gasto total de los viajeros extranjeros en Italia ascendió alrededor de 44.300 millones de euros: el componente más importante es el de servicios de alojamiento, que representa aproximadamente la mitad, seguido de la restauración con más de una quinta parte del total y, en menor porcentaje, las compras y el transporte. Considerando solo el trimestre marzo-mayo de 2019, este componente ascendió a 9,4 mil millones de euros. Este año, en el mismo período, casi todo el flujo normal de gastos realizado por viajeros extranjeros está destinado a ser cero. La importancia de los clientes extranjeros en este período del año también se confirma con los datos sobre el flujo del gasto turístico anual en la situación previa a la crisis: entre marzo y mayo, los datos muestran un aumento del componente extranjero (aproximadamente el 21,4% de la total anual), significativamente más alto que el componente interno (cerca del 16% basado en estimaciones tomadas de la encuesta Viaggi e Vacanze (Viajes y vacaciones)).

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista