El bono de vacaciones en Italia: ¿quién puede solicitarlo?

Foto de Alexander Ramsey en Unsplash
Foto de Alexander Ramsey en Unsplash
25 mayo 2020, Redacción

Uno de los puntos del plan de desconfinamiento en Italia después de la crisis de salud del coronavirus, para el 2020 es el "bonus vacanze" (bono de vacaciones), que tiene por objeto contribuir al relanzamiento del sector turístico en Italia, el cual se ha visto fuertemente afectado por la emergencia sanitaria producida por el COVID-19. Echemos un vistazo a quién es el responsable de esta nueva medida, cómo funciona y cómo podrán solicitarlo tanto familias como personas solteras.

¿Quién tiene derecho a este bono?

El bono de vacaciones consiste en una contribución de hasta 500 euros para gastos de estancia en hoteles, campings, pueblos y bed & breakfast en Italia. Este bono vacacional del Estado se regula en el artículo 183 del Decreto del Plan de Salida y es un crédito destinado a los hogares con un valor ISEE (indicador de ingresos y bienes relevantes para las prestaciones sociales) no superior a 40.000 euros, que podrá ser canjeado entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2020 en todos los establecimientos "en posesión de los certificados exigidos por la normativa nacional y autonómica para el ejercicio de la actividad de alojamiento turístico".

¿De dónde viene el bono de vacaciones y de quién?

No es necesario solicitar el INPS (Instituto Nacional de Seguridad Social en Italia), ya que el bono de vacaciones 2020 se solicita directamente desde el alojamiento donde se hospeda en forma de un descuento del 80% sobre la cantidad adeudada y 20% restante puede deducirse de los impuestos de la declaración de la renta. Al proveedor de servicios se le reembolsa un crédito fiscal que se utilizará exclusivamente como compensación "con la opción de suministros posteriores a terceros, incluidos otros proveedores distintos de sus bienes y servicios, así como a instituciones de crédito o intermediarios financieros".

El bono de 500 euros se otorgará solo a grupos de tres o más miembros que cumplan con los criterios, se reduce a 300 euros para grupos de dos personas y 150 euros para individuos.

La protesta de Airbnb

Entre los requisitos para acceder al bono de vacaciones 2020 es que el pago a la instalación debe hacerse "sin la asistencia o intermediación de plataformas operativas o portales que no sean agencias de viajes y operadores turísticos". Esta es una condición que ha provocado protestas entre las plataformas online y, en particular, desde Airbnb quien afirma que esta regulación "discrimina" a las personas que pagan en los portales online.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista