¿El alquiler con opción a compra merece la pena?

Qué es el alquiler con opción a compra
Qué es el alquiler con opción a compra
28 marzo 2018, Redacción

Tener dudas entre comprar o alquilar es algo muy normal. Por un lado, adquirir una vivienda supone un gran esfuerzo económico, pero, por otro lado, si alquilas pasas toda tu vida pagando un inmueble que nunca será tuyo, por lo que, a lo mejor, no es la mejor opción. Entonces ¿cómo tomar una decisión?

En este artículo, preparado para idealista/news por la plataforma ComparaJá.pt, analizamos otra solución: el alquiler con opción a compra. Descubre todo lo que debes saber sobre esta alternativa.

¿Qué es el alquiler con opción a compra?

Explicado de manera sencilla, se trata de una modalidad de compra de inmuebles en la que se realiza un alquiler previo de un determinado periodo de tiempo, considerando la futura adquisición.

¿Qué ventajas tiene? 

Esta opción permite gran flexibilidad, puesto que se puede habitar la vivienda antes de adquirirla, lo que hace que haya más tiempo para ahorrar dinero. Es especialmente interesante para qquellos que no cuentan con las condiciones económicas para comprar un inmueble, pero desean hacerlo.

Otra ventaja que cabe destacar de esta alternativa es que los inquilinos no tienen que comprar la casa de manera obligatoria, solo existe un compromiso por parte del vendedor, que dentro del plazo acordado deberá vender su casa al inquilino, si éste así lo quiere.

Si el inquilino llega a la conclusión, después de haber estado de alquiler, de que adquirir la vivienda no es la mejor opción, no está obligado a comprar. De la misma manera, si se concluye antes del final del periodo establecido que se desea adelantar la compra, ésta puede concretarse previamente a la finalización del plazo si ambas partes están de acuerdo.

No se puede olvidar, además, que también existen ventajas para el propietario: en primer lugar, aumenta la probabilidad de vender la casa, y, en segundo lugar, se obtiene un rendimiento de la vivienda concluya o no la operación de venta.

Todos los procedimientos (por ejemplo, periodos o valores) son establecidos de forma libre entre el inquilino y el propietario, firmando un acuerdo que indica la opción a compra. En términos generales, el plazo del alquiler se determina entre dos y cinco años, pudiéndose adelantar la adquisición antes de que dicho periodo finalice.

Por último, es importante destacar un gran beneficio: el valor de los alquileres que se van pagando mensualmente son descontados del valor total de la venta, si así se ha determinado en el contrato. De esta manera, los inquilinos no están perdiendo su dinero en el alquiler, lo están invirtiendo en una potencial futura compra.

¿Y, tiene alguna desventaja? 

Obviamente existen algunas desventajas. Es una modalidad minoritaria en el mercado ya que en los últimos años el mercado se ha centrado en operaciones de compra y de venta.

Así mismo, existe el riesgo de que el vendedor quiera vender la vivienda pero que finalmente el inquilino opte por no quedarse con ella. Sin embargo, normalmente, esta opción surge cuando el propietario quiere vender la casa, y al no tener prisa por hacerlo, utiliza el alquiler como un periodo de transición hasta la venta.

 

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista