Consejos si vas a alquilar casa en Italia por primera vez

Foto de Alicia Steels en Unsplash
Foto de Alicia Steels en Unsplash
13 agosto 2020, Emma Donaldson

Alquilar una propiedad es diferente dondequiera que vayas, y si nunca has alquilado un inmueble en Italia, entonces puedes llevarte algunas sorpresas, ya que el proceso puede ser bastante diferente de otros países europeos y también varía de una región a otra. Si estás planeando quedarte en el país por un corto período de tiempo, o estás buscando un contrato de arrendamiento a largo plazo en Italia, estamos aquí para ayudarte con una guía general para los que alquilan por primera vez en Italia.

Mucha gente tiene una imagen idílica de un apartamento italiano en su cabeza, con una encantadora terraza que tiene una hermosa vista de la ciudad. Aunque esto es algo posible, queremos darte algunos consejos e información a tener en cuenta a la hora de alquilar una vivienda en Italia, para que no tengas sorpresas desagradables, y para que tu sueño italiano no se convierta en una pesadilla.

¿Cuánto cuesta alquilar en Italia?

Comencemos hablando de precios. Esto variará dependiendo de lo que estés buscando y dónde desees alquilar, así como el número de habitaciones o si te planteas compartir piso. Es posible alquilar en una ciudad italiana por una media de unos 600 euros al mes, pero recuerda que a menudo obtienes lo que pagas. Si una propiedad parece barata y demasiado buena para ser verdad, probablemente lo sea. Ten en cuenta que buscar una propiedad un poco fuera del centro de la ciudad también puede marcar una gran diferencia en el precio, y que negociar el precio es muy común y aceptable en Italia.

Con respecto a las fianzas para propiedades en alquiler, es común que los propietarios italianos soliciten al menos el depósito de un mes más el primer mes de alquiler, pero no te sorprendas si incluso te piden una fianza inicial de 2 o 3 meses. Ten en cuenta que si utilizas una agencia inmobiliaria, también tendrás que pagar los honorarios correspondientes por sus servicios.

Cuidado con los edificios antiguos

Hermosa arquitectura, edificios coloridos, preciosos balcones en hierro, la lista continúa. Sin embargo, por más bonitos y hermosos que sean los edificios italianos antiguos, alquilar un piso en un edificio antiguo puede ser muy problemático. A menos que haya sido reformado, es muy probable que encuentres tuberías y cañerías viejas y húmedas, instalaciones eléctricas poco fiables, ventanas viejas (que dejan pasar el frío y el ruido) y que no tenga ascensor. No siempre es así, pero algunos de estos elementos no siempre son obvios cuando se ve una propiedad, por lo que hay que buscar mucho y hacer las preguntas adecuadas.

¿Amueblado o sin muebles?

Al alquilar un apartamento en Italia, a menudo verá apartamentos anunciados como amueblados (arredato) y sin amueblar (no arredato). El punto más importante aquí es que cuando se ve un apartamento anunciado como "sin amueblar", esto significa efectivamente que es un espacio vacío. En muchos casos, no habrá cocina (ni electrodomésticos ni muebles, puede que ni siquiera tenga fregadero) y, a menudo, no habrá instalaciones de iluminación. Es probable que solo encuentre el baño intacto y poco más.

Considera la posibilidad de utilizar una agencia

Al alquilar una propiedad en Italia, puede hacerlo directamente de un propietario privado o buscar la ayuda de una agencia inmobiliaria. A pesar de la tentación de ahorrar en comisiones y tarifas, contar con la ayuda de un agente inmobiliario al alquilar una propiedad en Italia tiene innumerables ventajas y no debe subestimarse, especialmente si es un expatriado que planea mudarse a Italia y no habla italiano. Un agente podrá guiarte a través del proceso, ayudarte con el papeleo y hacer las cosas según la normativa, algo que no siempre es el caso de los propietarios privados.

Contratos de alquiler

Si alquilas a un particular, es muy común que no te ofrezca un contrato, simplemente algún tipo de acuerdo en el que probablemente te pedirá que pagues en efectivo. Si es así, huye de esto, aunque este tipo de arreglo es relativamente común en Italia, como expatriado, es todavía más importante tener un contrato de alquiler oficial para no tener problemas más adelante. Se necesitan contratos de alquiler para solicitar la residencia y otras formalidades, por lo que es mejor no tomar atajos.

Los suministros estarán a tu nombre

Pagar los servicios públicos, como el gas, la electricidad o el agua, es algo que nuevamente varía en Italia, pero en la mayoría de los casos en Italia, las facturas de servicios públicos deben estar a tu nombre y se te enviarán directamente. Si bien es común en otros países pagar estos gastos domésticos al propietario, este no es el caso en Italia. En 9 de cada 10 casos, serás responsable de cambiar los detalles de la cuenta bancaria, algo que puede llevar tiempo, por lo que es una buena idea hacerlo antes de mudarse para evitar problemas.

Prepárate para limpiar

Por último, cuando alquiles un apartamento en Italia, no esperes que esté impecablemente limpio cuando llegue la hora del traslado, así que prepárate para darle una limpieza profunda. Este no es siempre el caso, pero tampoco es raro encontrar pisos que parecen no haber sido limpiados en mucho tiempo, con gruesas capas de polvo y suciedad, manchas en el suelo y paredes y otras historias de terror. En la misma línea, un arrendador no puede reducir su fianza cuando deja el apartamento en las condiciones en las que se encontró.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista