¿Cómo calcular el precio de una vivienda?

calcular precio.jpg
Calcular el valor de un inmueble
29 diciembre 2017,

Cuando uno piensa en comprar un inmueble, es interesante que antes de empezar la búsqueda se informe sobre las posibles formas de calcular su precio aproximado. Normalmente, el precio de una vivienda se puede calcular fácilmente mediante el precio medio del metro cuadrado. No obstante, existen múltiples factores que deben ser considerados en este cálculo. Los más comunes son los siguientes:

1. Localización: La ubicación de una vivienda es un factor muy influyente en su precio, pudiendo hacerlo variar entre un 40 y un 80%. Las grandes ciudades y las zonas costeras tienen precios por metro cuadrado más elevados. Esto es debido a que en estas zonas existe una mayor demanda que favorece la subida de los precios. Así mismo, la cercanía a servicios, como colegios, centros médicos o parques, también puede reflejarse en el precio.

2. Superficie: Antes de comprar una vivienda es importante realizar una medición de la superficie real de la misma, así como de su distribución. Según la demanda, una misma superficie puede tener más o menos valor según la distribución de sus estancias. Es importante destacar que, en pisos con varias plantas, la presencia de ascensor puede variar el precio alrededor de un 15%.

3. Estado de conservación: El precio de una vivienda también está sujeto al estado de la misma; la calidad de los materiales, la condición de la fontanería y el estado de puertas, suelos… entre otros. Además, los inmuebles con acabados extra, como aire acondicionado o muebles, suelen ser más costosos. En cambio, si hay necesidad de reformas, el precio se reduce. Este factor puede hacer variar el precio entre un 20 y un 50%.

4. Antigüedad: El precio de una vivienda se devalúa con el tiempo, puesto que sus calidades (aislamiento térmico y acústico, materiales, tecnologías…) envejecen y pueden quedarse obsoletas. Se estima que en 5 años un inmueble tiene un 85% de su valor inicial, y a partir de los 50 años sólo un 30%.

Si quieres hacerlo más fácil

5. Otras viviendas: Una forma interesante de estimar el precio de una vivienda es compararlo con el precio de viviendas similares (características, zona, condiciones…). Se recomienda comparar el precio con un mínimo de tres propiedades parecidas en la zona y que se hayan vendido no hace demasiado tiempo. Esto se puede hacer comparando los precios en portales como idealista o preguntando a agentes inmobiliarios.

Finalmente, cabe destacar que si realizas una compra o venta usando los servicios de una agencia inmobiliaria (agenzia immobiliare), ellos te ayudarán a definir el precio con exactitud gracias a su experiencia o que siempre puedes hacer uso de la herramienta de estimación de precio que te ofrece el portal idealista.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista