Visión general del mercado inmobiliario italiano 2021

Tendencias de inversión inmobiliaria a tener en cuenta en Italia en 2021.

Tendencias del mercado inmobiliario en Italia para 2021
Foto de Matteo Raimondi en Unsplash
7 enero 2021, Redacción

Algunos de los cambios fundamentales que se están produciendo en el mercado inmobiliario en Italia y en todo el mundo debido a la evolución tecnológica y demográfica se han visto acelerados por la pandemia de coronavirus durante el 2020. En 2021, los ganadores y perdedores de estas tendencias surgirán claramente: Aquí echamos un vistazo a las perspectivas del mercado inmobiliario en 2021 y a las 5 principales tendencias que impulsarán la inversión inmobiliaria tanto en Italia como en el resto del mundo.

Capital disponible para inversiones inmobiliarias en 2021

Las políticas del banco central y los flujos de capital respaldarán el mercado de la vivienda en Italia durante el 2021 y más allá. La acción coordinada de flexibilización cuantitativa en 2020 ha superado con creces la QE anterior, creando un entorno de bajos tipos de interés destinado a aumentar la liquidez y las corrientes de capital en el sector inmobiliario comercial.

El potencial de rentabilidad debería atraer a los inversores dado el rendimiento de las clases de activos en anteriores períodos de evaluación cuantitativa. Los rendimientos de las propiedades han aumentado significativamente en los Estados Unidos y el Reino Unido tras las inyecciones de liquidez de la crisis financiera mundial y también en la zona euro como resultado de las compras del Banco Central Europeo en 2015, 2016 y 2017.

Con unas condiciones de mercado tan favorables, se espera que la industria cambie en los EE.UU., Europa y Asia, incluida Italia. Se espera que el capital se centre en la logística, los segmentos alternativos y el sector residencial, mientras que el comercio minorista seguirá luchando y quedando más rezagado.

Transformación de centros urbanos y alrededores

Debido a la pandemia, mucha gente se está replanteando sus vidas. Los datos en los EE.UU. muestran que muchos están tratando de escapar de ciudades densamente pobladas en busca de espacios más grandes, una tendencia que ha ido creciendo en todo el mundo y también es el caso en Italia. Esta tendencia beneficiará a las zonas periféricas, las zonas rurales italianas y también a las ciudades más pequeñas del país, mientras que este cambio en la vida fuera del centro de la ciudad también impulsará la demanda de viviendas alternativas, como casas unifamiliares y casas prefabricadas, en lugar de los tradicionales edificios de apartamentos.

Comercio electrónico y trabajo inteligente en el futuro

A medida que las personas reconsideran dónde y cómo viven, también piensan en cómo trabajan y cómo compran. Todo esto está acelerando algunos de los cambios fundamentales que ya estaban en marcha en el mercado de la vivienda antes de la pandemia. El auge del comercio electrónico ha transformado los hábitos de compra y la pandemia ha aumentado su uso en todas las edades y en sectores subdesarrollados como la alimentación y la sanidad. La logística seguirá beneficiándose, mientras que se espera una mayor consolidación entre los minoristas.

La tecnología también ha facilitado el trabajo desde casa durante el confinamiento, lo que genera dudas sobre el futuro de la oficina. El regreso a la oficina en muchas ciudades y pueblos dependerá de la demografía y la infraestructura locales. En Europa, en las ciudades con tiempos de viaje más cortos y una clase trabajadora más joven, es probable que la gente regrese antes a la oficina: estas suelen ser ciudades de "estilo de vida" con un perfil de segundo nivel.

Los activos inmobiliarios resilientes reemplazan a los obsoletos

Como en cualquier situación de crisis y recuperación posterior, algunos activos prosperarán mientras que otros se volverán obsoletos. Los inversores reevaluarán el ciclo de vida de los activos a la luz de los nuevos riesgos que plantea la pandemia y los cambios estructurales a largo plazo en términos de demografía, tecnología y sostenibilidad.

Cuando se trata de bienes inmuebles en Italia y en todo el mundo, los expertos dicen que la recuperación tendrá "forma de K". Es probable que los valores y los rendimientos de algunas clases de activos, en particular en los sectores de la hostelería y el comercio minorista, disminuyan, pero en el caso de otros activos es probable que aumenten, con algunos intermedios. Probablemente los activos alternativos como las ciencias de la vida, los consultorios médicos, las casas unifamiliares, los centros de datos y las torres de telefonía móvil sean los motores de esta tendencia positiva. Los elementos impulsores fundamentales de esos activos están menos relacionados con los factores económicos inciertos actuales. Las tecnologías disruptivas, como los automóviles sin conductor y las innovaciones en la producción y el suministro de alimentos también presentan oportunidades.

La amplia gama de oportunidades y rendimiento de los bienes inmuebles refuerza la necesidad de diversificación entre los tipos de propiedades, lo que debería fomentar una mayor asignación a tipos de activos alternativos.

Cambio climático

Es probable que los esfuerzos internacionales de mitigación y regulación cobren un nuevo impulso en 2021, pero la fuerza del compromiso varía según el país y la región. El sector inmobiliario debe responder a las demandas de los inversores garantizando que los activos se gestionen de forma responsable y sostenible y de acuerdo con los valores de los inversores. Italia, por ejemplo, está preparada para ver una inversión creciente en el sector ecológico de las casas de madera, que son solo una de las muchas soluciones "verdes" que están surgiendo en el mercado inmobiliario italiano.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista