Dificultades potenciales a la hora de comprar casa en Italia

Errores comunes a tener en cuenta al comprar una propiedad en Italia / Gtres
Errores comunes a tener en cuenta al comprar una propiedad en Italia / Gtres
6 julio 2020, Redacción

Comenzar una nueva vida en Italia y comprar una propiedad debe ser una experiencia emocionante y puede ser una muy buena inversión, pero a menudo el proceso puede ser abrumador, debido a un idioma diferente, un sistema legal diferente y diferentes procesos de compra en comparación con otros países. Con la caída de los precios de la vivienda en Italia como consecuencia de la pandemia de COVID-19, 2020 podría ser la oportunidad perfecta para invertir en Italia y conseguir una ganga. Por lo tanto, es sumamente importante abordar las diferencias fundamentales entre la compra de propiedades en Italia y en otros países para ayudar a los compradores extranjeros a evitar posibles problemas y errores. Veamos algunas de las dificultades más comunes en la compra de propiedades en Italia para extranjeros.

Subestimar cuánto tiempo lleva comprar una casa

Dependiendo de su situación y la época del año, comprar una casa en Italia es un proceso que puede llevar de 2 a 6 meses. Si está pensando en comprar una propiedad sin un préstamo de vivienda y sólo con un pago en efectivo, pero los documentos de la propiedad no están todos en orden, entonces dependiendo de la importancia de los problemas a resolver, el proceso puede tardar unos 6 meses. También cabe mencionar que agosto es un mes de vacaciones en Italia y muchos procesos burocráticos y legales quedan en suspenso. Por consiguiente, la planificación es esencial para evitar demoras innecesarias, pero en general se espera que espere más tiempo del previsto en otros países.

No tener conocimiento de gastos "ocultos"

Aunque puede haber encontrado una propiedad que parece barata, tenga en cuenta los cargos e impuestos "ocultos" en Italia. Si no es residente en Italia o si se compra una segunda casa, estos gastos a menudo son aún más altos. Por lo tanto, tenga en cuenta que debe añadir un mínimo del 10% de gastos al precio total de la propiedad. Esto se suma al IVA si está comprando una propiedad nueva o si está comprando una inmueble de segunda mano, deberá pagar el impuesto de registro imposta di registro, así como otros impuestos catastrales. No se olvide de pagos adicionales, como un depósito hipotecario y otros honorarios, a menudo un gasto inicial considerable.

Olvidarse de las cuotas hipotecarias

Los tipos de interés de las hipotecas están en mínimos históricos en Italia, pero esto no significa que vengan sin gastos y cargos adicionales a considerar. El impuesto hipotecario en Italia tiende a ser aproximadamente el 2% del total del préstamo y, además, muchos bancos también requieren que los compradores contraten ciertos tipos de seguro. Estas cosas son necesarias y útiles, pero de ninguna manera baratas, lo que hace que sea importante investigar para conseguir la mejor hipoteca para su situación.

Subdeclarar el precio de venta

En el mercado inmobiliario italiano, ha sido una práctica muy normal a lo largo de los años declarar un precio más bajo en los títulos de propiedad que el precio que realmente se paga. Por lo tanto, el saldo restante se liquidaría en efectivo. Este proceso es ilegal y se castiga severamente si se descubre, pero se ha hecho con el objetivo de pagar menos impuestos sobre las transacciones de propiedad. Aunque esto sucede menos en Italia hoy en día, no ha desaparecido por completo, pero cualquier comprador potencial debería rechazarlo.

Evitar agencias inmobiliarias

Los compradores extranjeros en Italia a menudo se desaniman al comprar una propiedad anunciada por una agencia inmobiliaria debido a tarifas  aún más altas y un enfoque de ventas infamemente hostil. Los agentes a menudo cobran comisiones no solo al vendedor sino también al comprador. Sin embargo, al evitar las agencias, puede perderse la propiedad de sus sueños, sin mencionar que las agencias pueden ser muy útiles cuando se trata de negociar precios y obtener todos los documentos legales que necesitará para comprar una propiedad.

No buscar ayuda profesional

Cuando finalmente encuentre la casa de sus sueños en Italia, asegúrese de no cometer el error de no buscar ayuda profesional para cerrar el trato. Será necesario contactar con un ingeniero para comprobar el estado de la casa y con un abogado para comprobar todas las condiciones legales de la venta. Un abogado también le ayudará a firmar todos los documentos relevantes, especialmente si no habla italiano con fluidez. Hay muchos abogados en Italia que se especializan en ayudar a los extranjeros a comprar propiedades y muchos que hablan varios idiomas y que le ayudarán a navegar por la red de la burocracia en que está envuelta la compra de una casa.

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

¿Preparado para encontrar la casa de tus sueños?

Encuentra casas en venta y alquileres de larga duración en idealista